fbpx
Comunícate con nosotros

Reg. de Antofagasta

Un alcalde sentenciado a suspensión por el juez y un concejal en prisión: la compleja crisis que enfrenta el municipio de Antofagasta

Foto del avatar

Publicado

El


La situación política en Antofagasta se ha vuelto turbulenta y dos de sus figuras públicas enfrentan graves cargos legales.

Por un lado, el alcalde Jonathan Velásquez Ramírez (IND. ex Evopoli) fue condenado recientemente por el tribunal a una pena de prisión de 540 días (que convirtió en libertad con una firma mensual), una multa y también la suspensión de funciones y cargos públicos. oficinas durante el tiempo del veredicto.

Paralelamente, Velásquez enfrenta otros cargos ante los tribunales por fraude al fisco, por las transacciones directas por un millón de dólares con la empresa de limpieza Demarco y la utilización del asesoramiento de abogados municipales para su defensa en asuntos personales.

Por otro lado, la concejala Paz Fuica (recientemente expulsada de RD) permanece en prisión preventiva por su posible participación en el Caso Democracia Viva, acusada de tres delitos de defraudación al fisco. Si bien la concejala reafirmó que no estaba vinculada con los hechos, el Ministerio Público respaldó las pruebas en su contra y solicitó prisión preventiva durante el período de investigación porque el Ministerio Público la consideraba un peligro para la seguridad de la sociedad. Un requisito que ha sido cumplido por el poder judicial.

Permanecerán en su puesto por el momento.

Tanto en el caso de Velásquez como en el caso de Fuica, ambas autoridades mantienen su posición por el momento. En el caso de Velásquez aún no ha aplicado la suspensión en su contra porque su defensa espera apelar la condena en su contra, mientras que Fuica se encuentra en prisión preventiva como imputado.

Para el analista político Cristian Zamorano, actualmente existe una crisis política en el municipio, lo que complica el mantenimiento de Paz Fuica en su cargo durante los cinco meses de prisión preventiva, mientras que en el caso de Velásquez la inhabilitación inmediata del alcalde renunció luego de la condena en su contra.

Advertisement

La política es la gestión de la política. Actualmente contamos con dos autoridades municipales responsables de la gestión de la ciudad y que están siendo procesadas por el poder judicial. Está claro que estamos ante una crisis política que está afectando al gobierno.', indicó y agregó que el alcalde Velásquez debe inhabilitarse a partir de ahora.

Hay una frase. Lo que se suspende es la ejecución, por la intención de recurrir. Lo que sería apropiado es que el alcalde se inhabilite para ejercer su cargo. Hay un deber de actuar, que debería coincidir con lo que él mismo propuso cuando se autodenominó superconcejal. El concejal Jonathan Velásquez habría pedido la inhabilitación del alcalde, como lo hizo durante el periodo del exalcalde Rojo, pero ahora que es alcalde no lo hace', afirmó el doctor en ciencias políticas.

Respecto a la posible suspensión de la alcaldía, para el concejal Waldo Valderrama (PC), el hecho de que Velásquez no pudiera completar su mandato era un escenario posible.

Si se confirma la condena y el recurso no es favorable, corresponderá al consejo municipal el plazo restante. Varios de los últimos alcaldes de Antofagasta aún no han cumplido sus mandatos, lo cual no es una buena noticia, pero dados los graves delitos que ha cometido este alcalde era un escenario muy posible.“, indicó.

Por su parte, el concejal Luis Aguilera (ex RN de Ind.) indicó que el alcalde Velásquez debería disculparse por sus dichos y que, además, sería procedente que ““Toda persona condenada será suspendida del cargo público o cargo mientras cumpla la pena.”.

Alcalde al borde de la suspensión

En los últimos días circula en redes sociales un documento que podría mejorar la situación de Velásquez. Sin embargo, este diario ha constatado su nulidad y que no correspondía a un dictamen de la Contraloría, sino a una minuta con una interpretación incorrecta sobre un cambio de criterio judicial de la Contraloría establecido en el dictamen, situación que, en cambio, de salvar al alcalde, confirma que la conmutación de la pena de prisión mediante una firma mensual y la consiguiente eliminación de la anotación en sus antecedentes penales, no le exime de cumplir la pena adicional, es decir, la suspensión de funciones y cargos públicos .

Además, los penalistas coinciden en que son los tribunales los que interpretan las decisiones judiciales, por lo que lo que corresponde si la sentencia llega a ser ejecutoriada es que la pena contra Velásquez se aplicará en proporción a su pena adicional, es decir, la suspensión del cargo y de los cargos públicos durante el período de tiempo. de la pena, independientemente de que el condenado tenga derecho a que se elimine el asiento de sus antecedentes penales, como es el caso.

La confluencia de estos casos en el municipio de Antofagasta ha creado un ambiente de descontento y hasta vergüenza entre la ciudadanía.

Advertisement

La sostenibilidad de ambas autoridades en sus cargos plantea interrogantes sobre el respeto a las posiciones que asumen y a los habitantes de Antofagasta. Los próximos días serán cruciales para saber si se siguen produciendo cambios que alteren la situación política de la ciudad.






Source link

Comparte en tus RRSS