fbpx
Comunícate con nosotros

coquimbo

En Quilimarí se realizó sesión de la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados por Aguas San Isidro

Foto del avatar

Publicado

El


Este viernes se realizó en la pequeña localidad de Quilimarí una sesión extraordinaria de la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados que busca reunir antecedentes sobre las acciones contaminantes de la empresa sanitaria Aguas San Isidro en todo el territorio nacional.

Una sesión que se hizo por expresa solicitud de la diputada Nathalie Castillo (PC) durante enero, con el fin de trasladar la comisión a zonas que han sido afectados por las operaciones de la empresa.

Advertisement

Precisamente, tras finalizar en Quilimarí, la comisión se trasladó hasta Los Molles, región de Valparaíso, para continuar recibiendo en audiencias a organizaciones sociales ambientales y juntas de vecinos que acusan a la sanitaria de contaminar el agua.

Para María Lilian Benjan Núñez, de la comunidad de Quilidangui, la sesión fue bastante “realista, en el sentido de que la conversación era entendida por todos. Como activista social, yo veo el abuso y maltrato de la empresa San Isidro hacia lo vecinos que no tienen los recursos para defenderse”.

Recordemos que la sanitaria fue recientemente sancionada por la Dirección General de Aguas (DGA) por 132.937.000 pesos luego de infringir el Código de Aguas en al menos tres oportunidades en la localidad de Quilimarí.

La parlamentaria Castillo destacó la instancia ya que permitió a las comunidades explicar en terreno las principales afectaciones de San Isidro en sus territorios.

“Llevamos dos meses, 15 días de trabajo constante conociendo a las comunidades y sus problemáticas. Esperamos que hayan quedado conformes; sabemos que hay desconfianza de lo procesos que se realizan en la institucionalidad pero estar en terreno y alternativas en terreno, co legislando, creo que es el camino correcto para avanzar en un mejor desarrollo social y humano para todos”, comentó.

Advertisement

En el desarrollo de ambas sesiones participaron distintas autoridades y directores de servicio regional, tales como la Superintendencia de Servicios Sanitarios, representantes municipales, Ministerio de Obras Públicas, entre otros.

Para Jessica Pizarro, presidenta de la ONG Quilidangui y miembro de la Coordinadora Nacional contra Aguas San Isidro “nosotros en el territorio siempre hemos estado abandonados y esta lucha se levantó desde la misma organización territorial y desde ahí pudimos crear y concretar la CEI. Estamos exigiendo nuestros derechos. Llevamos casi 20 años de esta lucha y las autoridades permitieron que la empresa siguiera operando”.

La dirigenta indica que son cinco regiones las que han sufrido afectaciones por parte de San Isidro: “ríos y humedales que están expuestos a esta contaminación. En Labranza niños tomaron agua con excremento”, enunció.

Hasta la fecha la CEI ha sesionado en 12 oportunidades y está adportas de finalizar. Tras ello, la Comisión deberá emitir un informe que será sometido a votación para su aprobación o rechazo por parte de la Sala de los diputados y diputados.

La diputada Castillo, miembro permanente de la instancia desde su constitución el 12 de diciembre pasado, recalcó la transversalidad de la Comisión y a la vez destacó el consenso respecto a la continuidad operacional de la sanitaria.

Advertisement

“Hemos llegado a un acuerdo de solicitar al presidente Gabriel Boric que termine la concesión con esta empresa, que caduque el contrato y que podamos buscar una nueva fuente hídrica que garantice el derecho al agua de calidad y continuidad como así lo señala la ley”, concluyó. 

Finalmente para Oscar Collao, coordinador de MODATIMA de la región de Coquimbo, “San Isidro funciona de manera irregular. Nosotros visitamos la zona junto al CORE Javier Vega y notamos las falencias (extracción irregular de aguas, contaminación de napas subterránea). Se las comunicamos a la gente, ellos interpusieron la denuncia de forma inmediata ante la DGA y se pudo producir la multa. Ahora eso no es nada comparado con el daño social y a la salud a las personas”.

“Nosotros estamos por apoyar y que las cosas cambien: unificar las fuerzas para que la planta de agua potable caduque y se pueda actuar de otra forma, quizás por medio de cooperativas, APR, buscar una alternativa a este mal actuar de esta empresa que tiene un alcance nacional”, subrayó.



Source link

Advertisement
Continúe leyendo
Advertisement