fbpx
Comunícate con nosotros

internacional

¿Cuáles son los nueve países con más armas nucleares y qué tan riesgoso es el panorama?

Foto del avatar

Publicado

El


Dos informes publicados este lunes lanzan serias advertencias sobre las acciones de las nueve potencias nucleares y la amenaza de ese panorama para el planeta.

Conforme a los criterios de

Según concluyen estos estudios, ambos independientes, esos países han modernizado sus arsenales en los últimos años debido al aumento de las tensiones geopolíticas, lo que se evidencia en un incremento histórico en el gasto en armas nucleares.

Advertisement

Por un lado, la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN, por sus siglas en inglés), una coalición global de la sociedad civil con sede en Suiza, reveló que los Estados dotados de armas nucleares -Rusia, Estados Unidos, Francia, India, China, Israel, Reino Unido, Pakistán y Corea del Norte- gastaron el año pasado un total de 91.000 millones de dólares en este ámbito.

El submarino nuclear ruso, aunque sin armamento nuclear, a su llegada a La Habana este miércoles.

Foto:Getty Images

Y, por su parte, el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI, por sus siglas en inglés) señaló que el gasto de estos países aumentó considerablemente a medida que modernizaron sus armas nucleares e incluso desplegaron nuevos sistemas de este tipo.

Advertisement

No habíamos visto que las armas nucleares desempeñaran un rol tan importante en las relaciones internacionales desde la Guerra Fría.

Del inventario total estimado en enero de este año, explica el SIPRI, de 12.121 ojivas -entiéndase como la parte de un arma nuclear en la que se encuentra el explosivo nuclear y los mecanismos que lo activan- unas 9.585 se encontraban en arsenales militares para uso potencial; 3.904 de ellas, desplegadas con misiles y aviones, 60 más que un año atrás, y unas 2.100, en estado de alerta máxima en misiles balísticos.

En ese contexto, los analistas no dudan en advertir que la amenaza nuclear hoy es palpable, quizás como muy pocas veces antes en la historia.

“Es razonable afirmar que hay una carrera armamentística nuclear en marcha”, afirmó Melissa Parke, directora del ICAN. A esa percepción se suma Wilfred Wan, director de un programa sobre las armas de destrucción masiva del SIPRI, quien señaló que “no habíamos visto que las armas nucleares desempeñaran un rol tan importante en las relaciones internacionales desde la Guerra Fría”.

¿Cuáles son los países con más armas nucleares?

Los cálculos del SIPRI estiman que la gran mayoría de las cabezas nucleares pertenecen a Rusia y Estados Unidos. Entre los dos países poseen el 90 por ciento de las armas nucleares que hay en el mundo. El informe explica que el tamaño de sus arsenales se mantuvo estable en 2023, aunque se cree que Rusia ha desplegado unas 36 ojivas más con fuerzas operativas.

De igual manera, este informe resalta que India, Pakistán y Corea del Norte buscan la capacidad para desplegar ojivas múltiples en misiles balísticos, algo que Rusia, Francia, Reino Unido, Estados Unidos y ahora China ya han hecho.

Advertisement

El gobierno de Corea del Sur observó recientemente que Corea del Norte había enviado 6.700 contenedores de municiones a Rusia

Foto:Getty Images

Sobre Corea del Norte el SIPRI también halló que sigue dando prioridad a su programa nuclear militar como elemento central de su estrategia de seguridad. Y estima que el país ha ensamblado ya unas 50 cabezas nucleares y posee suficiente material fisible para alcanzar un total de hasta 90 ojivas, en los dos casos unos aumentos significativos respecto a las estimaciones de 2023.

“Corea del Norte está poniendo un nuevo énfasis en el desarrollo de su arsenal de armas nucleares tácticas. Existe una creciente preocupación de que tenga la intención de utilizar estas armas muy pronto en un conflicto”, explicó Matt Korda, investigador asociado del SIPRI.

Advertisement

Sobre las otras potencias esboza algunos detalles, como que Israel -que no reconoce públicamente poseer armas nucleares- está modernizando su arsenal nuclear y parece estar potenciando su reactor de producción de plutonio de Dimona y que Francia siguió con el desarrollo de un submarino nuclear lanzamisiles balísticos de tercera generación y de un nuevo misil de crucero lanzado desde el aire.

Del Reino Unido, entre tanto, se prevé que aumente su arsenal de armas nucleares, como anticipó desde el 2021 el gobierno británico. Y de India y Pakistán el SIPRI apunta que siguieron desarrollando nuevos tipos de sistemas de vectores nucleares, en especial Nueva Delhi, que “parece estar poniendo cada vez más énfasis en las armas de mayor alcance, incluidas las capaces de alcanzar objetivos en toda China”.

“Aunque el total mundial de cabezas nucleares sigue disminuyendo a medida que se desmantelan gradualmente las armas de la era de la Guerra Fría, lamentablemente seguimos observando aumentos interanuales en el número de cabezas nucleares operativas”, afirmó Dan Smith, director del SIPRI. “Parece probable que esta tendencia continúe y probablemente se acelere en los próximos años, por lo que resulta extremadamente preocupante”, concluyó.

Esa carrera, por supuesto, requiere de una inyección económica considerable, que, según quienes le siguen la pista a esos presupuestos, alcanza niveles escandalosos. En su informe de este lunes , el ICAN revela que el gasto en armas nucleares en todo el mundo aumentó en 10.800 millones de dólares en 2023 con respecto al año anterior.

Estados Unidos representó el 80 por ciento de ese aumento. La cuota estadounidense del gasto total, de 51.500 millones de dólares, “es mayor que la de todos los demás Estados poseedores de armas nucleares juntos”, indicó el ICAN. Le siguen China (11.800 millones) y Rusia (8.300 millones).

Advertisement

Xi Jinping y Vladimir Putin.

Foto:EFE

Las potencias nucleares en total gastaron 2.898 dólares por segundo el año pasado para financiar estas armas, según el informe. De hecho, esos montos destinados a las armas nucleares aumentaron un 33 por ciento desde 2018 (que en ese momento se situaban en 68.200 millones de dólares), cuando el ICAN empezó a recabar los datos.

Así, en todos estos años, estos nueve países invirtieron unos 387.000 millones de dólares en estas armas, concluyó el informe.

Advertisement

Al respecto, Melissa Parke denunció incluso el uso “inaceptable de fondos públicos” y tachó estos gastos de “obscenos”. Según la directora del ICAN, estos fondos representan más que lo que el Programa Mundial de Alimentos de la ONU estima como necesario para poner fin al hambre en el mundo. “Y podríamos plantar un millón de árboles por cada minuto de gastos destinados a las armas nucleares”, añadió.

El caso de China preocupa: ¿igualará a Rusia y Estados Unidos?

Ambos informes, en especial el del SIPRI, ponen especial foco en China. El instituto sueco señala, por primera vez, que Pekín posee “algunas ojivas nucleares en estado de alerta operacional elevada”, es decir, preparadas para su uso inmediato.

China está aumentando su arsenal nuclear más rápido que cualquier otro país, pero en casi todos los Estados nucleares hay o planes o impulsos significativos de incrementar las fuerzas nucleares.

Las estimaciones del SIPRI apuntan a que el número de ojivas de China pasó de 410 a 500 entre enero de 2023 y enero de 2024 y que este seguirá aumentando. Al final de la década, dependiendo de cómo decide estructurar sus fuerzas, el gigante asiático podría tener al menos tantos misiles balísticos intercontinentales como Estados Unidos o Rusia, aunque su arsenal nuclear continuará siendo “mucho más pequeño” que el de las dos grandes potencias.

“China está aumentando su arsenal nuclear más rápido que cualquier otro país, pero en casi todos los Estados nucleares hay o planes o impulsos significativos de incrementar las fuerzas nucleares”, advierte el SIPRI en su informe.

Pekín reaccionó de inmediato y aseguró este lunes que sigue una estrategia nuclear de “autodefensa”. El portavoz de la Cancillería china Lin Jian señaló en una rueda de prensa que la estrategia nuclear de su país «mantiene un alto grado de estabilidad, continuidad y previsibilidad».

Advertisement

Lin aprovechó el espacio para criticar la inversión de «enormes sumas de dinero» por parte de Estados Unidos para la actualización de su arsenal nuclear. «Eso sí es una cuestión importante relativa a la estabilidad estratégica mundial», agregó el vocero.

Las guerras debilitan la diplomacia nuclear: ¿por qué Ucrania y Gaza son puntos claves?

En su informe, el SIPRI también relata que el control de armas nucleares y la diplomacia de desarme sufrieron duros reveses en 2023, siendo el más grave el retiro de Rusia del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas, conocido como Nuevo START, el último acuerdo de armas nucleares que quedaba entre Rusia y Estados Unidos, y que había sido prorrogado por cinco años en 2021.

Se cree que Moscú quiere apoderarse de Chasiv Yar antes de la celebración del Día de la Victoria.

Foto:Getty Images

Esa decisión, anunciada por el presidente Vladímir Putin en febrero de ese año, se dio en medio de la ofensiva militar en Ucrania, que inició en 2022. Moscú, como reseña el SIPRI en su informe, ha seguido profiriendo amenazas sobre el uso de armas nucleares en el contexto del apoyo occidental a Kiev. En mayo de este año, Rusia llevó a cabo ejercicios con armas nucleares tácticas cerca de la frontera ucraniana.

Para Wilfred Wan, “cuesta creer que hayan pasado apenas dos años desde que los líderes de los cinco mayores estados con armamento nuclear reafirmaron conjuntamente que “una guerra nuclear no se puede ganar y que nunca se debe librar”.

De otro lado, el informe menciona el acuerdo informal en junio del año pasado entre Irán y Estados Unidos, el cual, dice, en un primer momento pareció desescalar temporalmente las tensiones entre ambos países luego del apoyo militar iraní a las fuerzas rusas en Ucrania, pero que se canceló en octubre con el inicio de la guerra entre Israel y Hamás en Gaza, con ataques de grupos insurgentes apoyados por Irán contra fuerzas estadounidenses en Irak y Siria, que aparentemente pusieron fin a los esfuerzos diplomáticos entre ambos países.

“La guerra (en Gaza) también socavó los esfuerzos por implicar a Israel en la Conferencia sobre el establecimiento de una zona libre de armas nucleares y otras armas de destrucción masiva en Oriente Medio”, añade el informe del SIPRI.

Así, el instituto sueco insiste en que las repercusiones de estas guerras, así como de los conflictos armados registrados en otros 50 Estados durante 2023, son evidentes en lo que se refiere al desarme y la seguridad internacional. 

Advertisement

En palabras de Dan Smith, director del SIPRI, “nos encontramos en uno de los períodos más peligrosos de la historia de la humanidad” y “existen numerosas fuentes de inestabilidad: rivalidades políticas, desigualdades económicas, alteraciones ecológicas y una carrera armamentística acelerada”.

Para el SIPRI, no hay tiempo que perder. Smith lo resumió así: “El abismo llama a la puerta y es hora de que las grandes potencias den un paso atrás y reflexionen. Preferiblemente juntas”.





Source link

Advertisement