fbpx
Comunícate con nosotros

Internacional

Alemania cede y enviará sus tanques Leopard a Ucrania para luchar contra Rusia

Publicado

El



El Gobierno federal de Alemania ha decidido finalmente enviar sus propios tanques Leopard para ayudar a Ucrania en la lucha contra Rusia, que empezó la invasión de este país el pasado 24 de febrero. De esta manera, se autorizará también el envío de estos tanques por parte de otros países europeos, que requerían la luz verde de Alemania en condición de país fabricante.

Según adelanta Der Spiegel, Berlín ha tomado finalmente esta decisión tras varias semanas de presión por parte de aliados europeos, liderados por Polonia, que insistían en la urgencia de realizar estos envíos. Ha sido determinante que EEUU también enviará Abrams M1. Berlín enviaría una compañía (entre nueve y 14 carros) de Leopard 2A6.

Polonia había mostrado su disposición a encabezar una coalición con aquellos países que también quisieran enviar Leopard 2 sin contar con Alemania. Finalmente, el gobierno federal instó a Varsovia a solicitar permiso, lo que hizo este lunes. Además, empezaron a entrenarse tropas para manejar estos carros de combate. Finalmente «se han liberado» los Leopard.

Los Leopard 2 son el carro de combate de primera línea más común entre los ejércitos europeos. De fabricación alemana, fueron concebidos para el enfrentamiento contra los ejércitos del Pacto de Varsovia. Además, de Alemania, otros 13 países europeos cuentan con un número destacado de Leopard 2. Ucrania demandaba desde marzo del año pasado este tanque, que destaca por su movilidad, su potencia de fuego y su precisión. Es también más barato de mantener y de repostar que el Abrams estadounidense.

Artículo relacionado: Los Leopard 2, símbolo de la nueva fase de la guerra en Ucrania

Divergencias en la coalición

Para el gobierno de coalición que encabeza el socialdemócrata Olaf Scholz la cuestión se había convertido en un problema interno, ya que sus socios, los Verdes y los liberales (FDP) estaban claramente a favor. El vicecanciller Robert Habeck había dicho la semana pasada que Alemania no iba a impedir que otros países entregaran Leopard 2 a Ucrania. Más clara fue la ministra de Exteriores, Annalena Baerbock, que el domingo por la noche declaró a la cadena francesa LCI que claramente dijo que Berlín «no se opondría». Habeck y Baerbock son de Los Verdes.

Advertisement

El SPD, sin embargo, era reacio, debido al temor a que Rusia considerara este gesto como una escalada. En realidad, el Kremlin acusa a la OTAN desde hace tiempo de intervenir en este conflicto por la puerta de atrás.

Los socialdemócratas están muy marcados por la Ospolitik, la política de mano tendida hacia el Este, de la posguerra fría. Y en el inconsciente colectivo, y en el consciente pesa la imagen de la Segunda Guerra Mundial, cuando los carros de combate alemanes combatieron contra los soviéticos. De ahí que el historiador Timothy Garton Ash, escribiera en un artículo en The Guardian: «La lección que los alemanes han de recordar no es que los alemanes no deben usar sus tanques contra Rusia, sino que deben hacerlo para proteger a los ucranianos, que figuran entre las grandes víctimas de Hitler y Stalin».

Este martes varios medios estadounidenses, como el Washington Post y el Wall Street Journal, han publicado que Estados Unidos también ha decidido enviar a Ucrania sus potentes tanques Abrams. Alemania había negado hasta el momento que su decisión dependiera de la de Estados Unidos, aunque sí había hecho hincapié en la necesidad de un acuerdo común de los aliados en el apoyo a Ucrania. Para el canciller Scholz era fundamental que el envío de carros de combate no fuera una acción aislada sino coordinada por los aliados.

Scholz y el presidente de EEUU, Joe Biden, trataron la cuestión en una conversación telefónica el pasado 17 de enero. Biden era favorable a dar Abrams a Kiev, pero el Pentágono no lo veía tan claro, según The Wall Street Journal. Finalmente, Alemania participará en las entregas con un número reducido de Leopard 2 pero dará su luz verde a los que quieren poner a disposición de Kiev la que fuera joya de la corona del Bundeswehr.

Los primeros en ofrecer sus carros de combate pesados fueron los británicos, que pondrán a disposición de los ucranianos 14 Challenger. Francia puso a disposición AMX-10RC, aunque no ha mencionado sus Leclerc de momento, los equivalentes a los Leopard alemanes.

Polonia, que está en plena modernización de sus Fuerzas Armadas, había puesto a disposición al menos una de Leopard 2, y también eran favorables Finlandia, Suecia y Dinamarca. España ofreció en mayo pasado unos 40 Leopard 2, pero finalmente la ministra de Defensa, Margarita Robles, tuvo que reconocer que se habían quedado obsoletos y que esos no servirían. Los más modernos y en funcionamiento, 239 Leopard 2E en diferentes versiones, están distribuidos en cinco brigadas.

Kiev demandaba unos 300 Leopard 2, pero con más de un centenar ya podría empezar a marcar la diferencia en el campo de batalla. La tecnología occidental destaca por su mayor precisión. Hasta ahora tanto Ucrania como Rusia disponían de tanques de fabricación soviética.

Después del estancamiento en estos meses de invierno, Ucrania está preparando una contraofensiva para intentar recuperar territorio ucraniano y Rusia está movilizando tropas para sus propias operaciones. Este martes se han cumplido 11 meses de guerra en Ucrania.

Advertisement

Artículo relacionado: España se queda atrás en el Plan Leopard que impulsa Polonia para Ucrania



Source link

Comparte en tus RRSS
Continúe leyendo
Advertisement